Back to Top

Un año después – el Temblor de 19 Septiembre, 2017 (Español)

September 19, 2018

Fotos: Andalusia Knoll Soloff

Hace un año, en el 19 de septiembre 2017, tocó un fuerte temblor en las zonas alrededor la Ciudad de México que causó mucho daño y perdida de vida. Escribí en ingles las entrevistas aquí y finalmente estoy publicando el español (les pido perdón por qualquier error gramatical!). Ha pasado un año y la memoria del evento no ha disminuido. Esta vez, publicamos unas fotos de la periodista chingona Andalusia Knoll Soloff.

El temblor de 7.1 tocó los estados de Morelos, Estado de México, y la Ciudad de México. Más que 40 edificios colapsaron y approximadamente 370 personas murieron, la mayoria (228) en la capital. A lo largo del shock y la tragedia, fue también muy cruel que el terremoto tocó en el mismo día, el aniversario, del terremoto mucho más mortíferos de 1985.  En ese, 10,000 personas perdieron sus vidas. Cada año la capital hace un simulacro sísmica en esta fecha para conmemorar la tragedia. En este pasado 19 de septiembre, 2017, a las 11 am, muchas personal salieron de sus oficinas para meditar en la tragedia de 32 años anterior. No supieron que otro temblor tocaría en solo unas pocas horas después.

Algunos de los legados del terremoto del ’85 fueron las historias de solidaridad, un persistente espíritu DIY, una intensa desconfianza de la autoridad y el ejemplo concreto, anárquico, de los ciudadanos autoorganizándose y tomando los esfuerzos de rescate en sus propias manos en la cara de un gobierno que no responde. Los legendarios “Topos” (equipos de rescate voluntarios) nacieron del caos del ’85. La tragedia dejó una cicatriz indeleble y reverberaciones sentidas desde hace mucho tiempo que incluyen una generación traumatizada a través de la metrópoli. Políticamente tuvo un efecto inmenso, revelando la ineptitud del régimen centralizado y autoritario del PRI, que reinó durante mucho tiempo, y que era incapaz de movilizar los esfuerzos de rescate y era el culpable de la corrupción rampante que permitía la construcción de edificios mal hechos.

Todos estos antecedentes son importantes, creo, para comprender las reacciones a este último terremoto. Muchos códigos de construcción estrictos se pusieron en marcha después de 1985, por ejemplo, pero una profunda sospecha persigue a la población que la corrupción todavía está poniendo nuestras vidas en peligro. Del mismo modo, aún existen tensiones profundas entre los grupos de ciudadanos y el ejército u otros organismos gubernamentales. Durante las secuelas de este último terremoto, se difundieron los rumores de que el gobierno prefería una limpieza rápida a los esfuerzos de rescate prolongados, lo que provocó la introducción de maquinaria pesada para eliminar las estructuras derrumbadas antes de estar seguros de que todas las víctimas habían sido removidas.

La respuesta a este terremoto del pasado 2017 ha tenido muchas características similares a las de 1985. Se crearon brigadas ciudadanas de manera rápida y eficiente. Un sentimiento de solidaridad fluía por la ciudad. Y los cuerpos gubernamentales fueron nuevamente criticados y analizados. Esta vez, sin embargo, las redes sociales desempeñaron un papel importante en la comunicación y la organización. Además, la relación entre los grupos de ciudadanos, el ejército y otras agencias gubernamentales es más compleja y tiene muchas áreas grises.

Decidí hacer estas entrevistas porque yo no podía ayudar inmediatamente después del terremoto el 19 de septiembre (S19) ya que estaba cuidando a mi hijo de 1.5 años. Sin embargo, ví a muchos de mis amigos y colegas haciendo un trabajo increíble: organizar brigadas para alimentos y herramientas, a menudo en brigadas de bicicletas; recolectando y cosiendo ropa para los que quedan sin casa o posesiones; haciendo cuidado de niños y entretenimiento para niños en los refugios de emergencia; etc etc. Espero que estas entrevistas ayuden a mantener vivo el espíritu de transformación que fue tan palpable en los últimos días de septiembre. Se han formado muchas conexiones nuevas, los grupos se han unido, y una fuerte visión autónoma (aunque todavía es borrosa y mal definida) apenas ha comenzado a realizarse. -Sanya

Entrevistas con Maiqo, Chucho, y Yobany:

\\¿Donde estabas cuando tocó el sismo del 19 septiembre, de este año [2017]? ¿Que hiciste?

Estaba en ATEA [un espacio de artistas]. Me cercioré de que en realidad estuviera temblando por mi poca familiaridad con teléuricos en la zona centro de la ciudad. Mantuve la calma y confirmé con mis dos compañeros de habitación, todo esto con lenguaje visual. Avisé en voz alta la necesidad de salir, salí con calma pero al sentir los movimientos bruscos corrí. En los siguientes 45 minutos me uní a brigadeos ciudadanos.   –Maiqo

Estaba en la Condesa, en mi oficina, no hicimos el simulacro previo pues estábamos muy “ocupados.”  Alrededor de la 1 pm tembló y todos salimos corriendo a la calle. Una vez afuera nos dimos cuenta que no era un temblor cualquiera, se comenzaron a ver columnas de polvo en la Condesa. Yo tome mi bici y corrí a casa de mi hermana porque vive con dos niñas. Después fui a mi casa y taller para ver que todo estuviera bien y de ahi regrese a la Condesa con  herramienta y cubrebocas y a apoyar en lo que pudiera. La ciudad ya estaba hecha un cáos.  –Chucho

Estaba en el centro, en el Café la Habana. Auxilie una señora de edad que por el susto no podia caminar; esperamos unos segundos en la entrada y después salimos.  –Yobany

 

\\Inmediatamente después, ¿diste cuenta la amplitud de los daños? Que papel tuvo los redes digitales y sociales?

Me informé de manera inmediata pues el WiFi servía y tuve acceso vía teléfono móvil, me percaté en twitter de la magnitud de la catástrofe. –Maiqo

Fue cuestión de un par de horas para darnos cuenta que las cosas estaban muy mal. En redes sociales se comenzó a compartir información sobre lo que estaba sucediendo. Y al andar en la bici por la ciudad era fácil percatarse de los daños. Creo que el internet y las redes sociales facilitaron muchas cosas, sin embargo también hubo un abuso del uso de las mismas y eso pudo ser contraproducente. Al pasar las horas comenzaron a circular muchas noticias falsas de gente que no estaba cerca de las zonas de desastre. Pienso que fueron muy útiles estas redes sin embargo es difícil controlar lo que la gente comparte en ellas. –Chucho

Si creo que si puesto que alrededor vimos como caían vidrios y salia polvo entre los edificios y casas. En unos segundo circularon videos y tambien algunos se pudieron comunicar cons sus amistades y familiares muy importantes creo. –Yobany

\\ ¿Que hiciste para ayudar o participar? ¿Cual fue la situación en cada lugar?

Estuve reactivamente desde el primer día, casi de manera de inmediata, de maner intensiva durante 15 días ayudando en distintos puntos y de distintas maneras autoorganizadas, muchas veces con mis compañeros de ATEA. –Maiqo

Lo primero fue ayudar en la inmediatez, llevar herramienta, agua y cubrebocas en las zonas afectadas cercanas, luego surgió la necesidad de organizarnos en grupo para poder apoyar sitios particulares. Apoyamos como pudimos en Chimalpopoca, en Laredo, en Alvaro Obregon y hasta Taxqueña fuimos, llevamos parte de la herramienta y equipo que tenemos en el taller para que pudiera servirles a carpinteros y gente que estaba rescatando. Instalamos una estación de apoyo a los ciclistas quienes fueron los que movian más rápido las cosas en estas situaciones, la estrategia fue ayudar en donde más útiles eramos. Luego de un trabajo extenso en varios sitios yo particulamente me quede apoyando en Taxqueña porque note que habia una falta de conocimiento grande en herramientas, y era de vital importancia resolver necesidades de los rescatistas en las zonas de desastre. –Chucho

\\ ¿Cual fueron las impresiones tuyas más grandes del terremoto de 1985? ¿La sociedad mexicana cambió después ese terremoto, o no? ¿La población aprendió algo que pudo aplicar al temblor de 19 septiembre 2017?

Yo no viví el 85 salvo como infante, tenía 2 años. Creo que existe  una noción y conciencia social (casi natural) entre los habitantes para auto-organizarnos y accionar de manera proactiva. No sé si existan reminiscencias de aprendizajes del 85 socialmente hablando.  –Maiqo

No tengo mucho conocimiento de lo que sudecio en el 85, solamente lo que la gente habla y dice, el simulacro anual que se realiza en la ciudad de méxico y que de esa epoca surgio una brigada de rescate llamada los topos, pienso que eso fue lo que quedo de aquella epoca. Quizas la gente que experimento el 85 podria tener más claro esto. –Chucho

En mi mente están 3 imagenes muy presentes. Una, se levanto el piso donde yo estaba parado; Otra, los daños a las escuelas de nuestro barrio; La tercera, la desesperante falta de agua durante semanas en la colonia… Imagenes de edificios caídos. Si cambio [la población], se organizó y se volvio solidaria, se supo fuerte y a cuerpeada por si misma. Creo que un poco puesto que fuimos otra generación, pero pues volvimos a dejar a un lado al gobierno auto-organizandonos de manera anarquica, sin autoridades, el gobierno que no tuvo ni tiene la menor idea de como resolver esto que sucedio. –Yobany

\\ Parte de lo que me emociona tanto es la manera en que la gente se organizaron, en estructuras horizontales, autónomos, y ayudados con los redes digitales. ¿Viste estos tipos de organización? ¿Cuales? ¿Que papel tuvieron los redes autónomos en los tipos de ayuda que formaron?

Los vi, sí, pero eran puntos lumínicos muy breves en diferentes puntos y situaciones. También vi muchas ganas de ayudar en muchísima gente, peor casi nula noció de como hacerlo. –Maiqo

Fue exactamente así, horizontal y completamente autonomo. La gente salía a ayudar sin necesidad de tener un rol o una tarea especifica, poco a poco se fueron creando estructuras que permitian operar mejor y tambien poco a poco me di cuenta que en cada sitio, en cada lugar de derrumbe había gente que conocía personalmente. Hubo un día en el cual pase por muchos de los sitios de derrumbe en mi bicicleta y fui notando que en cada sitio conocía al menos a alguien que estaba ayudando, gente a la que normalmente te encuentras en fiestas, eventos, o simplemente gente con la que has colaborado, eso tambien genero un ambiente de confianza y apoyo que prevaleció, incluso hasta en el momento que la información en redes sociales comenzaba a ser dudosa, yo estaba contento de saber que conocía a alguien en otro sitio y que podia enviar cualquier tipo de herramienta o ayuda del sitio en el que estaba apoyando. Fue como ver a las mismas personas que siempre vemos haciendo algo por la ciudad. –Chucho

Si claro, que la vi y la viví además… La gente sacando escombros, llevando los vivieres todo el día y toda la noche sirviendo otros sin esperar nada a cambio, tomando las calles y los lugares siniestrados se volviéndose una espacie ejercito del pueblo y para el pueblo. [¿Que papel tuvieron los redes autónomos en los tipos de ayuda que formaron?:] Esta vez se dejaron ver con una mayor organización y determinación en sus acciones. –Yobany

\\¿Que piensas de las tensiones (o conflictos) entre los grupos populares y el ejército (y otros grupos gobermentales)?

Me tocó vivirlo de primera mano en el Multifamiliar Tlalpan, mantener calma entre civiles y militares y cuerpos policiacos.  El gobierno tiene una muy baja aceptación en el cuerpo civil y popular, casi cualquier acción que se ejerza si no resulta inmediata o se expone sus causalidad tiene rechazo; como el derribe de edificios e intervención casi inmediatos de maquinaria pesada sin explicación alguna en lugar de privilegiar la posibilidad de rescate de supervivientes en muchos puntos de la ciudad. –Maiqo

Pienso que fue un momento en que nadie sabia que hacer y nadie sabia como actuar, el mismo ejercito que se supone está preparado para ayudar en este tipo de desastres no sabia que hacer. Muchas de esas tensiones se dieron por falta de conocimiento. En mi experiencia ayudando en Taxqueña, las cosas se dieron muy coordiales, gente trabajando de la mano con el ejercito. El ejercito apoyando a la ciudadania incluso defendiendola de algunos grupos gubernamentales que querian tomar ventaja de la situación. A fin de cuentas ellos solo estaban recibiendo ordenes, y si sus dirigentes fueron rebasados la ciudadania podia solicitar su ayuda para lograr que fueran utiles. Para ellos tambien debio ser frustante haber sido enviados a apoyar y no saber que hacer, mucha gente no sabia que hacer. Pienso que en muchos casos esos conflictos se dieron por malos protagonismos o incluso fueron mentiras mediaticas o de grupos que generan confusion. Yo no senti demasiadas tensiones, al menos en donde apoye más tiempo. –Chucho

Lo que pienso es que tenemos diferentes y encontrados intereses. Ellos quieran tapar y desaparecer la ilegalidad y la corrupción. Nosotros… ayudar, sumarnos y resolver. —Yobany

\\¿A donde vamos desde aqui?

Espero que lleguemos a una sociedad justa y autogobernada. –Maiqo

A construir herramientas que nos permitan estar preparados, a generar conciencia y aprender a trabajar juntos. A compartir el conocimiento y generar nuevas maneras de enseñar a los que son más jovenes. A buscar que esta idea de sismo este presente todos los días. A no olvidar, a seguir ayudando al necesitado, a colaborar en medida de lo posible con aquella gente que sigue en situacion de sismo. –Chucho

A crear otro terremoto en lo político y lo económico desde nuestras organizaciones. Un abrazo para todxs. –Yobany

AnarchismEn EspañolGlobal SolidarityInspirationSocial Movements

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Posts by Sanya Hyland

More By Sanya Hyland